¿Necesita renovar las butacas para su multicines?

Butacas para su multicines

Si está proyectando equipar o renovar las butacas para cines de las diferentes salas de exhibición para películas, en Cortinajes Turia tiene la oportunidad de conocer nuestro método de desarrollo de proyectos integrales que van desde la puesta en diseño con programas en 3D del diseño y colocación de las butacas hasta llegar al momento final de su colocación, no sin antes haber sopesado otras variables importantes como son la acústica y las medidas de seguridad en prevención contra el fuego.

A la hora de diseñar la sala hay que tener en cuenta una serie de características que la sala ha de cumplir para que en toda la sala tanto la visión como la audición sea correcta en todos los puntos de la misma, la isóptica es una variable que estudiamos, así como la disposición de las butacas, su composición en materiales, todos ellos ignífugos M1. Para ello, tenemos especial atención en la arquitectura y materiales de que están hechos las salas, ya que determinadas formas y ángulos pueden determinar la calidad del sonido. Las butacas para cines que comercializamos cumplen una función muy importante en cuanto a la calidad acústica.

Butacas para cines y teatros, asesoramiento técnico para su instalación

En las salas de cines se deben evitar al ser posible sobretodo en el techo y las paredes formas irregulares, ya que estas son especialmente sensibles a altas y medias frecuencias. Los llamados “ecos batientes” son producidos sobretodo en grandes salas con paredes paralelas reflectantes, debido a que las reflexiones llegan a la audiencia demasiado retrasadas con respecto al sonido directo. Este problema se produce sobretodo en salas grandes, pudiendo obviar su efecto en salas de pequeñas dimensiones.

En salas pequeñas, las longitudes de onda de baja frecuencia pueden llegar a ser comparables con las dimensiones de la sala, dando lugar a otro problema, la llamada “coloración”. La coloración se produce debido a la superposición de una reflexión potente aislada sobre el sonido directo provocando un cambio en el timbre de la música o la voz. Si la respuesta al impulso de una sala estuviese formada únicamente por la señal directa y una reflexión más débil, se obtendría la función de transferencia de un filtro tipo peine. Que un filtro tipo peine produzca o no coloraciones va a depender del retardo señal directa-reflejada y de la diferencia entre máximos y mínimos. Si estas diferencias entre máximos y mínimos son muy altas y además los máximos están muy próximos unos de otros, no se producirían coloraciones audibles, la separación mínima entre frecuencias para que la coloración sea audible es de 20 Hz. Si la separación es mayor, la coloración se podrá percibir, habrá que intentar que esto no ocurra y si ocurre que sea en bandas de frecuencias que no afecten a la voz o a la música.

Para tratar este problema existen varios métodos, como tratar con materiales absorbentes esas frecuencias, precisamente en las butacas para cines que utilizamos tanto los tejidos como componentes auxiliares están dotados de cualidades fonoabsorbentes que mejoran la calidad del sonido cuando en determinadas ocasiones las butacas están vacías. Acompañando esta metodología de soluciones y propuestas también aconsejamos la posibilidad de adecuar con cortinas acústicas y paneles apantalladas en diversas formas las diferentes paredes opuestas no paralelas o la modificación de aquellas zonas irregularidades que puedan existir en las paredes. Sin embargo, la mejor solución será la utilización de difusores y la distribución de materiales absorbentes en las paredes de la sala de alta, media y baja frecuencia. Por todo esto, la sala tendrá que estar diseñada de tal forma que las dimensiones de la sala no sean múltiplos unas de otras, que las paredes opuestas no sean paralelas y en caso de que lo sean tratarlas con material absorbente y cuidar que la sala no tenga formas cóncavas como se ha mencionado anteriormente.

Fabricantes de butacas para cines, instalaciones en toda España

En la distribución de las butacas para cines la norma establece que el espacio entre filas no podrá ser menor de 76.2 cm o entre 91 cm y 1.01 m para un mejor confort. Establece también que la anchura de los asientos no será menor que 48,26 cm, estando entre 50.8 cm y 53.34 cm para un mejor confort.

Para que todos los espectadores vean bien, tienen que tener una visión horizontal y vertical sin obstáculos entre butacas. Hay dos formas de colocar las filas de asientos, la primera sería colocar los asientos uno detrás de otro y la segunda opción consistirá en colocar el asiento de forma que coincida con la línea media de las dos butacas situadas delante, es decir el espectador de detrás verá a través de las dos cabezas de los dos espectadores situados delante suya.

Recuerde que personalizamos butacas para cines y teatros, con diferentes tejidos ignífugos y texturas, consiguiendo dar la apariencia y  decoración acorde con cualquier ambiente escénico. Nos adaptamos a cualquier espacio y modelo solicitado, ya que podemos construir partiendo de una estructura metálica con diferentes densidades y formas las cuales son moldeadas en una de nuestras principales fábricas de España.

Cada componente está sometido a distintas pruebas de resistencia y calidad, como los elementos en pvc inyectado de alta dureza, los cuales han sido diseñados bajo criterios según normas ignífugas CE. Siempre partimos de unos estándares básicos en cuanto a la forma y tamaño, pero a partir de ciertas cantidades podemos establecer otros diseños y medidas en serie para nuestras butacas de cines.